Menu

¿Cómo llevar un labial metalizado? Tips + DIY tu propio labial metalizado

0 Comments

Que los labiales metalizados están de moda…es indiscutible. Pero a veces nos da “miedo” llevarlos, o no sabemos muy bien cómo hacerlo sin parecer la “Nancy Selene” (¿Os acordáis de esta inquietante muñequita?). Hoy os traigo algunas sugerencias para lucir, cómodamente, labiales metalizados y de paso, os enseño cómo yo misma me hago tonos “a medida”, sin tener porqué comprar ninguno, experimentando…y disfrutando.¡Vamos al lío!

1. Cómo combino un labial metalizado.


Indudablemente y como siempre se dice, la primera regla es que no hay reglas: puedes usar un labial metalizado como te dé la gana usarlo.

Pero, como todo en esta vida, es un acabado que luce mejor con algunas pautas. Algo que me funciona muy bien es dejar que el acabado metálico esté solo en el labial: cuando uso labiales con este acabado, busco que las sombras sean mate y no abuso de iluminador.
No obstante, os dejo un abanico algo más variado de propuestas…

1.1. Con eyeliner.

Sí que sí. El simple delineado de toda la vida, que va con todo y se hace en un momento. Te va a  permitir realzar tus ojos pero dejará todo el impacto de color y acabado a tus labios. Es un maquillaje que veo perfectamente factible para el trabajo o salir por las mañanas incluso, porque es ligero. 
 
En las imágenes llevo un clon de un labial Focallure, de Rosegal.

1.2. Con un delineado de color

Una pequeña vuelta de tuerca con respecto del anterior, que me parece muy divertida e interesante para combinar. En la imagen de abajo tenéis una propuesta que pronto saldrá en tutorial en el blog: eyeliner en tono “teal” (azul petróleo) con labial chocolate metalizado (hecho por mí).

1.3. Con sombras mate: 

Ya lo he dicho, los acabados mate en los ojos casan muy bien con los labiales metálicos. Además, se nos abre un abanico muy amplio: mate no quiere decir neutros y, – de todas formas y en su caso – neutro no tiene porqué ser discreto.
Os dejo con un look que os gustó mucho en Instagram donde llevo sombras neutras y mate, pero en un look dramático gracias al contraste entre cuenca y párpado móvil (lo que en inglés llaman un “cut crease”, bien marcadito).
 

1.4. Con ahumado mate:

Vamos con otro giro de tuerca: un ahumado bien marcado y mate, pero con color. Podemos jugar al contraste entre ojos y labios, creando un contrapunto interesante… De nuevo os dejo un look que saldrá por el blog explicado en detalle, con un labial mezcla de barra y pigmento (DIY).



2. DIY: Haz tu propio tono de labial metálico.

Que esta menda va a picar (ya ha picado de hecho, en el momento en que escribo estas líneas) con labiales metálicos está cantado. Pero también entiendo si no te atreves porque no sabes si le sacarás partido o te pasa como a mi, que te gusta experimentar con mil y una posibilidades…te cuento cómo lo hago yo…

Normalmente utilizo un labial con formato levemente cremoso pero que fije bien: no nos interesa muy seco, porque “escupiría” el pigmento que vamos a aplicar encima, pero tampoco tipo gloss porque al fijar tan poco, no se queda bien en el labio. Arriba tenéis uno de Hean que cumple estos requisitos. Como veis, es un nude rosado.
En cambio, abajo tenéis al lado de su swatch, el de una sombra marrón. Y el siguiente swatch es la mezcla entre ambos…¿no os parece bonito?

Vamos a ver más posibilidades. He seleccionado un labial nude de Essence para que veáis un abanico amplio de posibilidades, pero a la hora de hacerlo también uso labiales rojos, marrones, rosa…vamos, no hay límites:

Abajo os dejo swatches del labial y su respectiva combinación con los cuatro pigmentos. El tercer swatch es el que llevo en el look con ahumado mate (1.4.).

¿Qué os parece?
Como os he dicho, en mi caso los vais a ver mucho, ya os iré contando en cada ocasión.
¿Os animáis a hacer vuestros propios tonos metalizados?

Fuente Original LAPINTURERA – Blog de cosmética, maquillaje y belleza

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *