La mejor hora para hacer ejercicio suave

Si el ejercicio es suave, como andar cada día una hora a buen ritmo, ¿da igual la hora a la que se haga? ¿Es mejor antes o después de las comidas?

No da igual, de la misma manera que importan los horarios de las comidas, también es relevante la hora a la que hagas ejercicio. Eso sí, lo más importante es realizar tu actividad física diaria, así que, si no puedes a una hora, encuentra otra.

En mi opinión, caminar por la mañana ofrece mayores ventajas:

  • Mucha gente se siente con más energía a primera hora del día, o simplemente es el único momento que tiene.
  • Antes de que te des cuenta, ya has cumplido con tu rutina. Si lo dejas para el final del día, es probable que surja algún imprevisto eliminando el ejercicio de tu agenda.
  • Favorece el descanso. Si tienes problemas para conciliar el sueño, te conviene separar más la actividad de la hora de acostarte.
  • Más energía y mejor humor durante el día. Si caminas a primera hora, te refuerzas con un “subidón” de endorfinas. Si dejas la actividad para la tarde-noche, es posible que, cuando llegue el momento, tu fuerza de voluntad se haya agotado.

En cuanto a si caminar antes o después de las comidas, va a depender de tus hábitos y de la estrategia que te haya marcado tu nutricionista. Si lo normal es no dejar pasar más de 3 o 4 horas entre comidas, asegúrate de que el ejercicio no está alterando tus horarios.

¡A disfrutar!

* Por Eduardo Rubio, responsable de actividad física en Clínica Ravenna Madrid.

Fuente Original Adelgazar con cabeza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *