Fibra en la dieta, una gran aliada.

¿Cómo ayuda la fibra a una dieta de adelgazamiento?

La fibra es la parte de las frutas, hortalizas, legumbres y cereales integrales que no puede ser digerida por el cuerpo humano. La encontramos de diferentes maneras formando parte en estos alimentos y existen varios tipos de fibras: solubles e insolubles. Algunas de las más conocidas son la celulosa, las pectinas, la lignina y los glucomanano.

Las fibras son uno de los mejores aliados a la hora de adelgazar, ya que uno de los beneficios que reporta su consumo es el efecto saciante, también por el tiempo de masticación que llevan y además ayuda a favorecer el tránsito intestinal al retener agua y dar volumen.

Es importante tener en cuenta que la fibra no adelgaza, sino que ayuda a controlar las calorías que se consumen, sobretodo porque forman parte de los vegetales y frutas, que suelen tener una densidad calórica baja, es decir, en mucho volumen pocas cantidad de calorías. Sí se deberá de tener cuidado con las harinas integrales ya que estas tienen una densidad calórica alta, en poco cantidad, muchas calorías.
En conclusión la fibra de las frutas y verduras ayuda de manera indirecta en la dietas de adelgazamiento porque ingerimos menos calorías y nos saciamos antes.

Algo muy distinto a pensar que cuanto más fibra consumo más peso perderé, incluso se deberá tener cuidado con el exceso ya que además de que aportan calorías, puede producir gases y malestares intestinales.

Los requerimientos diarios de fibra deben de ser entre 25-30 g. al día, que se cubrirán sin problemas si en todas las comidas incorporamos algunos de estos alimentos.

* Por Valeria Castagna, nutricionista de Clínica Ravenna Madrid.

The post Fibra en la dieta, una gran aliada. appeared first on Adelgazar con cabeza.

Fuente Original Adelgazar con cabeza

Cocinar sin Carbohidratos, ahora también digital

Portada del libro Cocinar sin Carbohidratos

Portada del libro Cocinar sin Carbohidratos

Después de más de un año de trabajo y una considerable inversión material, en Enero de 2015 publiqué junto con Ana Román el libro de recetas Cocinar sin Carbohidratos. A diferencia de mis otros libros, se trataba de una obra gráficamente muy compleja por la cantidad de fotografías -cerca de 400- y la complicada maquetación de libro. En el libro Cocinar sin Carbohidratos quisimos demostrar que seguir una dieta baja en hidratos de carbono no tenía porqué significar aburrirse comiendo. Al contrario, lo que proponíamos a la luz de las fotografías que hicimos de nuestras propias recetas, era lograr versiones alternativas de todo tipo de comidas, desde panes hasta postres, sin usar ni un sólo gramo de azúcar o de harinas refinadas de cereal en el proceso, logrando recetas bajas en carbohidratos y ricas en nutrientes de calidad -las proteínas y las grasas-, así como en micronutrientes y fibra.

Sin embargo, y pese a la calidad del trabajo que hicimos con mucho esfuerzo, la complejidad del libro con sus 120 recetas totalmente ilustradas, cada una con varias fotografías en alta resolución, se convirtió en un problema a la hora de comercializarlo. La versión impresa fue realmente cara de producir y tuvimos que usar diferentes tecnologías de barnizado y plastificado del papel para que al manejar el libro en una cocina este no se deteriorase fácilmente, todo ello sin influir en la calidad que el fotógrafo profesional Jorge López González aportó a la obra capturando los emplatados que el renombrado chef malagueño David García realizó sobre los platos que cocinamos.

Interior del libro Cocinar sin CarbohidratosSi la versión impresa fue muy cara de producir, peor nos fue con la versión digital. Con las tecnologías que teníamos a finales de 2014, llevar esta obra de manera adecuada a formato libro electrónico era prácticamente imposible. La única alternativa que teníamos era hacer réplicas digitales de la versión impresa, pero la calidad técnica del trabajo era deficiente, pues no se podrían aplicar propiedades comunes a los libros electrónicos como el cambio del tamaño de fuente, adaptación automática a la pantalla de cada dispositivo, búsquedas rápidas, adaptación a personas con discapacidad, etc. Por todo ello, decidimos no publicar la versión digital del libro en su momento a la espera de que la tecnología evolucionase. Ahora, casi tres años después, hemos logrado superar todos estos problemas y puedo decir con orgullo que desde ayer está disponible la versión electrónica del libro en todos los países a través de las diferentes tiendas de Amazon. Además, gracias a un acuerdo que hemos sellado con Amazon, los lectores que hayan comprado el libro en papel a través de Amazon podrán adquirir también la versión digital por sólo 2,99€.

Al igual que el resto de mis libros, la versión electrónica del libro Cocinar sin Carbohidratos está inscrita también en el programa Kindle Unlimited y los suscriptores del servicio pueden leerlo gratuitamente. Si no conoces los servicios Kindle Unlimited (para leer más de 1 millón de libros gratis con una pequeña cuota mensual) y Amazon Music Unlimited (para escuchar gratis más de 50 millones de canciones por una pequeña cuota mensual) te recomiendo que los pruebes. En concreto, ahora mismo puedes realizar una prueba de 30 días gratis de Amazon Music Unlimited para ver si te gusta la calidad del servicio, que ya te anticipo que te gustará 🙂

Cocinar sin Carbohidratos en KindleVolviendo al libro Cocinar sin Carbohidratos, sólo quiero aclarar que la versión digital se corresponde con la copia corregida de papel que se vende actualmente. En la primera impresión se nos colaron algunos fallos de edición que están descritos en la sección fe de errores de la propia página web del libro (www.cocinarsincarbohidratos.com). O sea, en esta versión digital y en la versión impresa que se vende en estos momentos, estos errores ya fueron subsanados. La adaptación digital del libro ha corrido a cargo de la empresa Create Space, con base en Estados Unidos y en mi opinión el trabajo que han hecho -que no ha sido tampoco barato- ha estado por encima de mis expectativas. Se han conservado todas las fotos, todas las tablas de valores nutricionales, las distintas secciones y la navegabilidad desde el índice es sencilla y rápida. Esta versión puede leerse a todo color en PCs, Macs, todos los smartphones, tablets, dispositivos Fire y además, en blanco y negro con tinta electrónica en los dispositivos Kindle o los ebooks que dispongan de aplicación Kindle.

A todos los que nos habéis pedido durante estos años que lanzásemos una versión digital y a los que todavía no os habéis animado a probar las recetas que creamos para el libro, os animamos a echarle un vistazo y decidir si merece la pena o no. Un pequeño secreto: En la web de Amazon en Estados Unidos, accesible pinchando aquí y haciendo click donde dice “look inside”, podéis previsualizar en pantalla de manera gratuita los primeros capítulos del libro, incluyendo alguna receta de pan bajo en carbohidratos. ¡Estoy seguro que os va a gustar! Si queréis más información acerca de las distintas versiones del libro y dónde conseguirlo en cada país, podéis visitar esta página.

Si te gustó este artículo puede que también te gusten estos otros:

Fuente Original Blog – ADELGAZAR SIN MILAGROS

Sobrevivir a la navidad

Dulces de NavidadComo cada año, ya está aquí la navidad, repleta de celebraciones, comidas, bebidas, dulces y todo tipo de ocasiones para saltarnos nuestro plan de alimentación saludable. Sin embargo, la batalla de la salud contra el peso no tiene porqué estar perdida y podemos ser suficientemente astutos como para acabar las fiestas sin coger un sólo gramo o incluso perdiendo peso si es que estamos siguiendo activamente un plan nutricional para adelgazar. Hoy quiero enfocar el artículo en recordar algunas cosas que creo que  pueden venir bien a todo el mundo durante estas fiestas, independientemente de si siguen dieta o no. El plan es sobrevivir a la navidad de manera sana.

En primer lugar, tomémonos las fiestas y las salidas con calma. Incluso si comemos algo que no deberíamos, no es lo mismo tomarse un bombón que una caja entera de bombones, ni es lo mismo tomarse una copa de vino que acabar con la botella. En segundo lugar, entre fiesta y fiesta siempre hay días sueltos y estos son los que debemos aprovechar para recuperarnos. Un día a base de batidos suele ser una buena terapia para recuperar los buenos hábitos y de paso volver a vaciar los depósitos de glucógeno. Este proceso consistente en recargar y liberar los depósitos de glucógeno, del que hablaré en el próximo libro, tiene en pequeña escala, una serie de beneficios para nuestra salud. Esto no quiere decir que tengamos que hacerlo constantemente, pero si hemos recargado glucógeno con excesos, lo más importante es liberarlo cuanto antes y repito que un día a base de batidos suele funcionar muy bien en este sentido además de ser terapéutico en el plano psicológico, pues ayuda a mitigar el sentimiento de culpa después de unos excesos.

En segundo lugar, miremos más a lo salado que a lo dulce. Casi en cada ocasión tenemos una opción saludable si nos centramos en la comida salada: embutidos, quesos, huevos, carnes, pescados, mariscos, e incluso pequeñas dosis de frutos secos. Si nos centramos en estos alimentos tendremos menos apetito por otros que son mucho más perjudiciales para la salud o que pueden invertir un proceso de pérdida de peso, como los dulces, los tubérculos o la bollería. Aunque en dosis grandes casi cualquier alimento tiene la capacidad de tirar por tierra un esfuerzo previo de semanas o incluso meses, no es lo mismo comerse medio kilo de carne y pescado que medio kilo de pasteles. Si te tienes que pasar comiendo, mejor pasarte con nutrientes de calidad: proteína y grasa.

En tercer lugar, tomemos el control de la situación. Cuando vayamos a casa de nuestros familiares nos será más complicado decidir el menú, pero cuando estemos en casa o cuando aportemos nuestros propios platos a las reuniones familiares, es mucho más sencillo poner por delante alimentos que no nos saquen de nuestra rutina. Voy a poneros algunos ejemplos a modo de ideas que podéis poner en marcha cuando preparéis comida en estas fiestas:

  1. Frutos SecosLos frutos secos, que sean crudos, horneados (tostados) o fritos, pero sin miel ni azúcar. Mejor, en este orden, nueces, cacahuetes, almendras, avellanas y pistachos.
  2. En lugar de pan para los canapés, podéis utilizar Protosnacks, tanto de aceite como de queso.
  3. Trata de hacer recetas con huevos, que son altamente nutritivos y no tienen carbohidratos. ¿Qué tal unos huevos rellenos al horno? ¿Has visto la receta del libro Cocinar sin Carbohidratos con espinacas y paté? Sin duda dejarás a tus invitados asombrados.
  4. En lugar de tostadas para torrijas y postres podéis utilizar Protobread, que también sirve para hacer sándwiches
  5. En lugar de pan rallado para rebozar, podéis utilizar salvado de trigo fino o Protofibra. Con cualquiera de los dos, podéis mezclar queso parmesano o similar en polvo.
  6. Si vais a hacer croquetas, podéis seguir esta receta croquetas caseras sin harina o esta otra receta de croquetas lowcarb para niños.
  7. En lugar de piquitos podéis utilizar Protogriss o Protosnacks
  8. En lugar de azúcar blanco para vuestras recetas, podéis usar Sukrin Granulado o Sukrin Ecológico. Para sustituir el azúcar moreno, tenéis Sukrin Gold y para el Azúcar Glas tenéis Sukrin Melis. En lugar de miel podéis usar FiberSirup, tanto transparente como dorado (perfecto para sustituir miel de caña).
  9. Si queréis hacer vuestros propios mantecados podéis seguir esta receta, o esta otra para turrones, ambas de Ana Román, coautora del libro Cocinar sin Carbohidratos y que sería un estupendo regalo de navidad para quienes quieran empezar el año siguiendo una dieta saludable 😉
  10. En lugar de patas fritas de paquete, podéis usar Protein Pops y en lugar de Nachos para dipear, podéis usar Lean Chips
  11. Evitar los zumos de fruta, las bebidas dulces y los licores. Para una ocasión especial, mejor una copa de vino o una cerveza baja en carbohidratos, como la Coors Light, que además no tiene mucho alcohol.
  12. Para hacer repostería, podéis usar como base el preparado universal de repostería de Sukrin, sin carbohidratos
  13. Como bases de tartas o bizcochos, los preparados para bizcocho de Sukrin
  14. Para sustituir un cocktail de aperitivo, podéis usar las bebidas 0% de Oshee
  15. Podéis hacer una ensalada de pasta usando Protopasta de la fase 2. Si traéis invitados, quizás de la fase 3, que es más difícil de diferenciar de la pasta tradicional.
  16. Podéis preparar tostas variadas usando Prototoast. También son una excelente base si vais a preparar un Tournedó Rossini.
  17. Se puede utilizar 1/3 de almidón resistente de maíz (no asimilable) FiberFin en sustitución de harina en las recetas sin modificar el resultado final y reduciendo considerablemente la cantidad de carbohidratos.
  18. En lugar de harina refinada de trigo, podéis probar con harinas de coco, cacahuete, sésamo y almendra, en función de la receta, que aportan proteínas y son bajas en carbohidratos
  19. En lugar de siropes tradicionales para los postres, podéis usar los siropes 0% de Walden Farms o de 2bSlim entre otros
  20. En pequeñas cantidades y según que receta, se puede sustituir la patata por la calabaza, que tiene muchos menos carbohidratos. También por calabacín, que tiene incluso menos.
  21. Se puede preparar pan de lino, muy bajo en carbohidratos, siguiendo esta videoreceta o incluso usar preparados de panes bajos en carbohidratos.
  22. Podéis preparar pulguitas usando Protobun en lugar de pulgas de pan blanco
  23. En lugar de añadir picatostes de pan tradicional a la sopa se pueden añadir los picatostes de CiaoCarb
  24. Cualquier receta de este blog o del libro Cocinar sin Carbohidratos es absolutamente recomendable para estas fiestas
  25. Los chocolates y bombones, mejor sin azúcar. Algunos, como los chocolates Belgas de Cavalier, son espectaculares y saben incluso mejor que los tradicionales.

Lógicamente esto no es una lista completa sino un listado con ideas que podéis poner en marcha y que yo he probado con buenos resultados. Cuando necesito ideas, acudo a la sección de Dieta Sana de OutletSalud y navego investigando los alimentos bajos en carbohidratos que tienen, que son un montón. En cualquier caso, lo más fácil, como dije al principio, es utilizar alimentos frescos ricos en nutrientes de calidad, que por precio y valores nutricionales no tienen igual. Haciendo una buena selección de alimentos frescos y aportando un poco de creatividad con estos otros alimentos más de diseño, podemos pasar fácilmente las fiestas venciendo al peso y, un año más, sobrevivir a la navidad.

Si te gustó este artículo puede que también te gusten estos otros:

Fuente Original Blog – ADELGAZAR SIN MILAGROS

Usar proteína de huevo para adelgazar

Huevos de GallinaCuando hablamos de proteína para seres humanos, la más completa es siempre la proteína del huevo. No lo digo yo, sino que es un dato tan científicamente probado que la proteína de huevo, llamada albúmina, se usa como patrón de referencia para medir la calidad del resto de proteínas. Sin embargo, durante décadas y ante la imposibilidad de denostar su calidad, se ha recurrido al uso del miedo para evitar su consumo. Así, se ha asociado erróneamente el consumo de huevos con el aumento del colesterol y, peor aún, se ha asociado el aumento del colesterol con los problemas coronarios, algo que ya sabemos más que de sobra que no es del todo cierto, como puedes leer en este artículo. Si el huevo es tan bueno como digo, y se puede usar proteína de huevo para adelgazar, ¿porqué muchos médicos y nutricionistas recomiendan limitar su consumo?

Lo que le ocurre al huevo es que es un alimento increíble y barato. Está formado por proteína de la mejor calidad, grasas de diverso tipo y alta calidad, incluyendo las famosas Omega 3, vitaminas y minerales. Resulta que no existe nada en la naturaleza que te aporte todos estos beneficios… y cueste sólo 15 céntimos por unidad. Puedes solucionar una comida, aportando todo lo que necesitas, por sólo 30 céntimos, si te comes un par de huevos, siempre y cuando no estén crudos, porque la proteína de huevo cruda no se asimila. Lógicamente, a Danone y Nestlé (y al resto de la industria) no les interesa que sepas que puedes aportar todo esto a tu alimentación por sólo 30 céntimos, porque entonces caerían sus ventas de Meritene, Danacol, Bio y todas esas cosas que te venden a precios desorbitados y que para colmo, suelen estar plagadas de azúcar. Por eso, te cuentan la milonga del colesterol y se esfuerzan en que creas que debes reducir mucho tu ingesta de huevos para tener salud, justo lo contrario de la realidad. Y esto, por desgracia, lo repiten algunos médicos y nutricionistas que acuden a charlas y congresos patrocinados maquiavélicamente por la industria alimenticia.

Huevos con Salmón y Espárragos

Cuando nos centramos en la pérdida de peso, el huevo es un aliado imprescindible que te ayudará a adelgazar si lo usas con sabiduría. Y es que en realidad la única pega que le podemos poner al huevo es que contiene bastante grasa, lo cual no es un problema en absoluto, pero puede limitarte la velocidad a la que pierdes peso si comes demasiados. La grasa que ingieres está por delante de la que tienes almacenada a la hora de producir energía, por lo que -en líneas generales- si comes mucha, limitas la cantidad que quemas. Esto, que no siempre es así de matemático, lo explicaré con más detalle en el libro nuevo en el que estoy trabajando ahora, pero por el momento, sigamos aplicando esa sencilla regla: primero se quema la que ingieres y luego la que tienes.

Si quieres adelgazar y te planteas seguir una dieta como la que yo seguí para perder más de 30 kilos en cuatro meses, creo que debes usar la proteína de huevo como parte habitual de la dieta, ya sea consumiendo huevos de manera natural, como hice yo, o utilizando todos los nuevos productos que han ido surgiendo basados en la proteína de huevo. Por ponerte algunos ejemplos, ahora existe proteína de huevo en polvo y con sabores, que puedes utilizar para cocinar y para hacer batidos. También tienes batidos listos para tomar a base de proteína de huevo. De estos últimos, probé hace poco el de cereza en una degustación y me gustó bastante porque no está dulce, sino que tiene la frescura propia de las cerezas antes de ponerse muy maduras, con un toque incluso ácido. Además, están los flanes de clara de huevo cuajada, que son espectaculares como postre o incluso como sustituto de una comida y las claras de huevo líquidas que venden en cualquier sitio, incluso en Mercadona, aunque la calidad de estas es bastante volátil y a veces están demasiado líquidas y no cuajan bien.

Si prefieres utilizar los huevos crudos como parte de tus comidas, lo primero que tienes que tener claro es que tienen que estar cocinados, de la forma que quieras, pero cuajados. Sólo de esta forma obtienes la asimilación completa de sus proteínas. Un truco para reducir la grasa que ingieres -si es que lo necesitas- puede ser usar dos claras por cada yema, pero nunca descartar la yema y tomar sólo claras. Algunas de las grasas que están en la yema -dónde por cierto también hay proteínas- son necesarias para asimilar los micronutrientes que se encuentran tanto en la clara como en la yema.

Para calcular la cantidad de proteína y de grasa que hay en los huevos, puedes utilizar las tablas de valores nutricionales de este blog teniendo en cuenta que un huevo pequeño ronda los 50 gramos, uno mediano pesa menos de 75 gramos y los grandes más de 75 gramos. Cuando más fresco es el huevo, mejor calidad tiene su proteína y al abrirlo verás que está mas densa y menos acuosa. Conforme la proteína se va degradando, se va poniendo más líquida. Aparte de eso, creo que puedes comer huevos con tranquilidad porque se trata de un alimento completo que a casi todo el mundo gusta, cocinados de un modo o de otro. Si tienes niños en casa, también te aconsejo que coman suficientes huevos a la semana, ya no para perder peso -que también- sino para nutrirles adecuadamente. En estudios recientes, los niños que más huevos consumen son los que presentan mejores tasas de crecimiento.

Es importante cpomer huevos para adelgazarPara terminar, te dejo una idea que es probable que te venga bien en casa, independientemente de que quieras adelgazar o no: Cada fin de semana, al volver de la compra, cuezo una docena de huevos y los dejo en la nevera para ir usándolos durante la semana, bien como tentempiés o como parte de otras comidas, no sólo para mí, sino para toda la familia. Siempre, pase lo que pase, hay huevos cocidos en mi nevera y te aconsejo que si en la tuya no los hay, pruebes durante un par de semanas. Verás que socorridos son para cualquier cosa que se te ocurra o cuando simplemente quieres comer algo rápido. Además, como sabes, son baratos y cuando la dieta contiene bastantes huevos, también se nota en lo económico, porque se hacen muchas comidas por poco dinero. Si necesitas inspiración, en nuestro libro Cocinar sin Carbohidratos tienes unas cuantas recetas de huevos creativas y lógicamente muy bajas en carbohidratos e incluso en la sección de recetas de este blog tienes bastantes, pero ojo con los valores nutricionales, algunas no están pensadas para adelgazar sino para dietas de mantenimiento. Elige bien la receta si estás en período de adelgazamiento.

Si te gustó este artículo puede que también te gusten estos otros:

Fuente Original Blog – ADELGAZAR SIN MILAGROS

Los 6 peores aditivos que usan en los alimentos

Aditivos AlimentariosA raíz de una llamada de una periodista que está preparando un reportaje para Cuatro TV y quería información sobre algunas cosas relacionadas con los aditivos que usa la industria alimenticia, se me ha ocurrido escribir este artículo sobre los 6 peores aditivos que usan en los alimentos los fabricantes de la industria alimenticia. Desde luego, esta lista de los 6 peores aditivos alimenticios no es exclusiva ni exhaustiva, o sea, ni son todos los que están en la lista ni en la lista están todos los que son potencialmente nocivos, pero creo que sería un buen comienzo tratar de quitar estos seis de nuestra lista de la compra. Si lo necesitas, puedes encontrar una explicación más completa aquí y una lista de todos ellos aquí. En general, no debes asustarte porque haya un número E-XXX en una lista de ingredientes, pero debes investigarlo para ver de qué se trata.

Los aditivos que usan en los alimentos los fabricantes, en ocasiones vienen identificados por su nombre común, en ocasiones por su nombre científico y en otras ocasiones por un número precedido de la letra E. De este modo, la Sacarina (que yo considero bastante inocua por cierto) puede llamarse simplemente Sacarina, puede denominarse Sulfamida Benzoica o puede esconderse bajo la denominación técnica E-954. Cualquiera de estas denominaciones se refieren expresamente al mismo producto. Por ello, al leer el etiquetado debemos tener especial cuidado de que que no nos incluyan algún aditivo que tratamos de evitar usando un nombre o denominación que no estemos acostumbrados a ver. Por ejemplo, nuestro primer elemento de la lista de los 6 peores aditivos, el azúcar blanco, a veces se referencia como sacarosa, que es el nombre científico de este diglicérido. Todos los nombres entre paréntesis son distintas denominaciones del mismo producto.

Lista de los 6 peores aditivos que usan en los alimentos

  1. Azucar en los productos BicenturyAzúcar Blanco (sacarosa): Sin duda se trata del enemigo invisible. En algunos estudios en EEUU se ha demostrado que más del 80% de los alimentos procesados que se venden en un supermercado contienen azúcar. En España -y según la Universidad de Barcelona- el 75% del azúcar que consumimos está presente como aditivo alimenticio en las fórmulas de los alimentos procesados que compramos. Su uso continuado a largo plazo puede síndrome metabólico, diabetes, obesidad y puede además producir enfermedades degenerativas, cardiovasculares y nerviosas. En mi opinión, el peor aditivo que existe porque está presente en una cantidad descomunal de alimentos.
  2. Grasas Hidrogenadas: Soy un defensor del consumo de todo tipo de grasas en la dieta, con una única excepción, las grasas hidrogenadas. Una gran cantidad de estudios que han logrado demostrar que el consumo de grasa es perjudicial para el Ser Humano se han llevado a cabo usando grasas hidrogenadas. La hidrogenación de las grasas se usa desde mediados del siglo pasado para cambiar su estructura molecular, lo que produce, por ejemplo, la solidificación de grasas que de otro modo estarían líquidas, o incluso su cambio de color. Se han usado mucho en la bollería industrial y en la fabricación de margarinas. Desafortunadamente, ahora sabemos que el consumo de grasas hidrogenadas produce graves problemas cardiovasculares que, en muchas ocasiones, precipitan la muerte de los pacientes. Puedes ver un ejemplo de grasa hidrogenada de consumo masivo en este artículo anterior.
  3. Jarabe de Maiz de Alta Fructosa (HFCS, High Fructose Corn Syrup, glucosa-fructosa, isoglucosa y jarabe de glucosa-fructosa): Se trata de una forma de azúcar muy dañina para el organismo, pues es síntesis es un jarabe concentrado de alta fructosa que se asimila a gran velocidad y se procesa mayoritariamente en el hígado, lo que tiene una repercusión negativa en otras funciones hepáticas pues para procesar fructosa el hígado deja de hacer otras cosas muy importantes para nuestro organismo. Su consumo, además de producir los mismos efectos que el azúcar blanco, puede aumentar el ácido úrico y los triglicéridos. Es el ingrediente base de la mayoría de los refrescos azucarados, lo que lo convierte en un ingrediente muy presente en la dieta de muchas personas.
  4. Glucosa (dextrosa): Se trata de uno de los dos monosacáridos que componen el azúcar, la sacarosa. Una buena parte de los alimentos que ingerimos acaba convertido en glucosa que nuestras células usan como energía. Sin embargo, su exceso en nuestra sangre es tóxico, como explico con detalle en el libro Adelgazar sin Milagros. Cuando consumimos alimentos que se convierten muy rápido en glucosa (tienen alto índice glucémico) o directamente consumimos glucosa, el nivel de esta en nuestra sangre aumenta peligrosamente y el organismo segrega una sustancia llamada insulina para transportar el exceso de glucosa al hígado y convertirla en grasa, que después almacena en nuestros michelines. Por lo tanto, su consumo directo y el de los alimentos que la contienen fomenta la obesidad además de otros problemas serios de salud. Nuestro organismo está diseñado para fabricar glucosa a partir de los alimentos, no para ingerir grandes cantidades de ella como aditivo de los alimentos.
  5. Fructosa (levulosa): Es el otro monosacárido que forma el azúcar junto con la glucosa. Aunque se pensaba que era un edulcorante más sano que la glucosa, nada más lejos de la realidad. Al igual que su derivado, el Jarabe de Maiz de Alta Fructosa, el consumo excesivo de fructosa puede desencadenar graves problemas de salud, en especial cuando se usa como aditivo de nuestros alimentos. Además, ciertas personas tienen problemas al absorber la fructosa y padecen graves indigestiones y problemas de salud al consumirla, y se dice que sufren Intolerancia a la Fructosa. Ya he conocido algún caso de esta intolerancia que se ha desarrollado en niños de mediana edad cercanos a mi familia, ¿quizás por su consumo excesivo como parte de los refrescos? Valdría la pena investigarlo.
  6. Cochinilla Roja que crece en los cactusCochinilla (ácido carmínico, carmín, carmine, E120, C.I.75470, Natural Red 004): Se trata de un colorante alimentario que se extrae de insectos, principalmente cochinilla, que también se usa en la industria cosmética. En mi opinión, no es ni por asomo tan dañino como los cinco anteriores, pero he decidido incluirlo en esta lista porque, aunque a priori sólo está asociado históricamente con reacciones alérgicas y anafilaxia, recientemente se le está relacionando directamente con problemas nerviosos en los niños. Por lo tanto, si tienes hijos, mejor tratar de evitarlo. La HACSG directamente NO recomienda su uso en niños en general, padezcan trastornos o no.

Probablemente estabas esperando que en la lista hubiese aditivos con nombres exóticos como Benzoato de Sodio o incluso rimbombantes como el Glutamato Monosódico. Quizás esperabas que estuvieran los sospechosos habituales como el ciclamato o el aspartamo. Sin embargo, considero que el problema principal radica en la cantidad que se ingiere y difícilmente alguien ingiere suficiente cantidad de aspartamo (como explico aquí) como para que esto le presente un problema de salud. Sin embargo, si es relativamente sencillo ingerir grandes cantidades de los que he incluido en esta lista de los 6 peores aditivos, especialmente de los cinco primeros.

De modo que ya sabes, si uno de tus propósitos de año nuevo era comer mejor, puedes comenzar por tratar de reducir o directamente eliminar estos ingredientes y aditivos de tu lista de la compra. Para localizar estos 6 peores aditivos en tus alimentos tendrás que leer con detenimiento los ingredientes de los productos que compres, pero recuerda que no tienes que hacerlo cada vez. Si la primera vez que lo localizas en un alimento dejas de comprarlo, te resultará sencillo ir creándote un patrón de compra que evite estos 6 aditivos con cierta facilidad y naturalidad.

Si te gustó este artículo puede que también te gusten estos otros:

Fuente Original Blog – ADELGAZAR SIN MILAGROS

¿Qué significan las fases de los productos CiaoCarb?

Visita a la fábrica de CiaoCarb

Desde que visité la fábrica de CiaoCarb en verano de 2015 ha llovido mucho y esta gama de alimentos que entonces tenía una presencia testimonial en España ahora se encuentra con relativa facilidad. Indudablemente, FoodItalia, la empresa fabricante de estos productos, ha hecho un magnífico trabajo desarrollando la nueva imagen y el empaquetado más moderno que ahora acompaña a los productos, algo que ha colaborado enormemente a la aceptación de los mismos. Simultáneamente, los precios han ido bajando y la disponibilidad de los productos se ha hecho cada vez más fuerte. Sin embargo, siento que queda una asignatura pendiente en el tema de la comunicación. No pasa una sola semana sin que una o varias personas me pregunten acerca de las tres fases de los productos CiaoCarb y sobre cuál pueden incorporar a su dieta para adelgazar. Hoy voy a dedicar unas líneas a explicar de manera sencilla lo que significan y cómo se utilizan cada una de las tres fases de los productos CiaoCarb.

Las 3 Fases de los productos CiaoCarb

Snacks dulces CiaoCarb para adelgazarLos productos CiaoCarb están divididos en 3 fases, cada una identificada por un color. La Fase 1 de productos CiaoCarb, o fase hiperprotéica, está identificada con el color rojo. La Fase 2 de productos CiaoCarb, o fase de fibra, está identificada por el color naranja. Por su parte, la Fase 3 de Productos CiaoCarb, o fase balanceada, se identifica por el color verde y también se llama Nutriwell. Ahora, veamos en detalle cual es el objetivo de cada una de estas fases y cómo podemos utilizarlas dentro de nuestra alimentación.

CiaoCarb Fase 1: Hiperproteica

Los productos CiaoCarb de la fase 1 se caracterizan por ser hiperproteicos, o sea, por tener muy alto contenido en proteínas, con un aporte moderado en fibra, bajo en grasa y muy bajo en carbohidratos. La mayoría de los productos de la Fase 1 de CiaoCarb tienen menos de un 10% de carbohidratos, aunque la pasta está un poco por encima de esos valores. Sin embargo, como la ración habitual de los productos CiaoCarb es de 50g, incluso aportando un 10% de carbohidratos, es bien difícil ingerir más de 4 o 5 gramos de carbohidratos en una sola comida.

Protopasta Fusilli CiaoCarb de fase 1La Fase 1 de productos CiaoCarb se compone de pastas (Protopasta Fase 1), Bollería (panes) y galletas, así como especialidades de chocolate. La proteína de estos productos proviene de diversas fuentes como el gluten de trigo, el huevo, la leche, el arroz o el guisante. Cuando hablamos de alimentos hiperprotéicos, queremos decir que tienen una cantidad muy elevada de proteína. Por ejemplo, la pasta de la fase 1 de CiaoCarb contiene un 60% de proteína, lo que significa que una ración de sólo 50 gramos nos aporta 30 gramos de proteína. Aunque muchas personas la identifican con una fase de “choque” o “ataque” para la pérdida de peso, lo cierto es que está diseñada específicamente para la musculación. Lógicamente, también se puede usar para adelgazar sustituyendo carbohidratos por proteínas, pero como pronto veremos, para eso es quizás más interesante la fase 2.

Crema de chocolate sin carbohidratosEl espítiru de los productos de la Fase 1 de CiaoCarb es sin duda el gimnasio y el deporte intenso y de este modo pueden usarse sus productos tanto antes como después de los entrenamientos o incluso intercalados con otros alimentos en las dietas que buscan la definición muscular. Este es el motivo por el que la mayoría de alimentos de esta fase, además de ser muy bajos en carbohidratos, son bajos en grasa también. Aunque la Fase 1 de alimentos CiaoCarb aporta fibra, no se trata de un aporte tan significativo como en otras fases. Los productos estrella de esta fase son el Cruasan de la fase 1 (Protobrio Stage 1), la pasta proteica (Protopasta Stage 1) y los chocolates proteícos (Protochoc). Puedes ver todos los alimentos de la fase 1 de CiaoCarb pinchando aquí.

CiaoCarb Fase 2: Fibra

Piquitos largos Low-Carb de CiaoCarbLos productos CiaoCarb de la fase 2 se caracterizan por sus buenos aportes de proteína y fibra. Algunas personas piensan erróneamente que la Fase 2 de alimentos de CiaoCarb no contiene una cantidad significativa de proteína, pero esto es absolutamente erróneo. Si bien no se trata de una fase hiperproteica, se trata sin duda de una gama de productos cuyo pilar principal es la proteína, aunque no tenga cantidades tan elevadas de esta como la fase 1, que recordemos que es hiperprotéica. Por ejemplo, y por seguir con la pasta que discutimos hace un momento de la fase 1, la pasta de la Fase 2 contiene un 30% de proteína (la mitad que la de la fase 1) y a cambio incorpora un 33% de fibra (contra el 8% que aporta la de la fase 1). De este modo, el aporte de proteína sigue siendo considerable, más incluso que alimentos frescos como la carne, pero no llega a ser del todo hiperprotéico. Una ración de 50 gramos de esta pasta nos aportaría 15 gramos de proteína, lo que es adecuado para la mayoría de personas, a tiempo que más de 16 gramos de fibra. Eso sí, tiene algo más de carbohidratos que la fase 1, en concreto 10 gramos de carbohidratos por ración. Incluso siendo más del doble de lo que habitualmente recomiendo por ingesta para personas que quieren adelgazar, esta pasta es mi favorita para los niños.

Pan sin carbohidratos CiaoCarb Protobread Fase 2La fase 2 de alimentos CiaoCarb, además de la pasta, se compone de panes, galletas y snacks. Creo que la mayoría de ellos tienen valores muy adecuados para la pérdida de peso y, desde luego, por su equilibrio proteína-fibra, son en mi opinión muy adecuados para niños. Muchos de los productos de la fase 1 también están disponibles en la fase 2 y algunos, como el caso de las Prototoast, tienen menos carbohidratos en la fase 2 que en la fase 1. Por ejemplo, el bollito de pan Protobun sabor natural de la fase 1 tienen un 10% de carbohidratos (5g por unidad) mientras que el de la fase 2 tiene un 8% (4g por unidad).

Tanto la fase 1 como la fase 2 son muy reducidas en carbohidratos y sólo la pasta se sale un poco de la norma, pero tampoco demasiado. En cualquier caso, no creo que si estás intentando adelgazar sea buena idea alimentarte exclusivamente con estos productos. Al contrario, considero que son buenas ayudas puntuales dentro de una dieta en la que tienen que primar los alimentos frescos. Por ejemplo, acabo de publicar una receta de Huevos Benedict en el blog del libro Cocinar sin Carbohidratos, en la que los huevos y la mantequilla son el ingrediente principal del desayuno en el que usamos el Protobun de CiaoCarb para darle forma a la receta. Si quieres ver todos los productos de la fase 2 de CiaoCarb puedes hacerlo pinchando aquí.

CiaoCarb Fase 3: Nutriwell

Pasta penne sin carbohidratos de CiaoCarbLos productos CiaoCarb de la fase 3, también llamada Nutriwell, son productos con un reducido contenido en carbohidratos con respecto a los productos tradicionales. Están orientados a personas que no tienen problemas de sobrepeso o que simplemente quieren reducir moderadamente su ingesta de carbohidratos sin llegar realizar dietas cetogénicas. También pueden ser adecuados para personas que realizan bastante deporte de fondo, pues además de proteína y grasa aportan una cantidad de carbohidratos que pueden ser de interés en el principio del entrenamiento. Por ejemplo, los Spaghetti Nutriwell aportan un 60% menos de carbohidratos que los espaguetis convencionales. Sin embargo, esto significa que aportan un 25% de carbohidratos, que en mi opinión ya está bastante por encima de las necesidades reales de las personas que necesitan adelgazar. A cambio, su palatabilidad es la mejor de toda la gama de productos, pues la pasta Nutriwell, llamada Maccarozone es ligeramente más tierna que la de la fase 2 y considerablemente más tierna que la de la fase 1. Las galletas Nutriwell, llamadas Biscozone, son también muy parecidas en sabor y textura a las galletas tradicionales, aunque aportan sólo un 36% de hidratos de carbono, aproximadamente menos de la mitad que las galletas tradicionales.

Esta fase también la veo muy interesante para los niños en momentos de alto desgaste físico, pues la energía inmediata de esos carbohidratos puede ser interesante en situaciones de competición infantil, campamentos u otras actividades propias de los niños que conlleven un alto desgaste físico.

La calidad de los productos CiaoCarb

Visitando la línea de producción de Ciao Carb

Visitando la línea de producción de Ciao Carb en Pescara, Italia

Independientemente de que hablemos de alimentos de la fase 1, de la fase 2 o de la fase 3 de CiaoCarb, lo que puedo garantizar personalmente, porque he estado en la fábrica en persona, es que se trata siempre de alimentos de alta calidad en los que usan ingredientes de primerísima línea preparados por personal cualificado y usando métodos tradicionales como el secado en bandeja de madera para la pasta. Por citar algún ejemplo, tanto el pan proteico Protobread como los chocolates proteícos Protochoc de CiaoCarb llevan entre sus ingredientes Aceite de Oliva Virgen Extra. En esta comparativa entre el huevo de chocolate de CiaoCarb y el huevo Kinder Sorpresa queda bastante evidenciado lo que quiero decir con respecto a la calidad de los productos y sus ingredientes.

Si te gustó este artículo puede que también te gusten estos otros:

Fuente Original Blog – ADELGAZAR SIN MILAGROS

¿Hambre física o ansiedad? 5 claves para diferenciarlas

Hambre física o hambre emocional

¿Tienes la sensación de que siempre tienes hambre y no sabes cómo parar de comer? Puede que tu problema no sea precisamente el hambre, sino que ese vacío que sientes en mitad de tu estómago no venga de tu estómago sino de tu cabeza. Para empezar a solucionar ese problema, que muchas veces nos lleva a ingerir alimentos de más (y a crear michelines de más), lo primero que tenemos que hacer es detectarlo. Si te dices a ti mismo tengo hambre, difícilmente te resistirás a ir a la cocina a buscar cómo alimentarte, pero si sabes diferenciarlo y te dices a ti mismo, tengo ansiedad o hambre emocional, puede que te lo pienses dos veces, ya que tu cuerpo no necesita nada. En este caso, la que busca ayuda es tu mente. ¿Quieres aprender a diferenciarlas? Hazte las siguientes preguntas: 

¿El hambre ha aparecido de repente?

Seguro que alguna vez has vivido esta situación: estás tranquilamente estudiando, o aburrido en el sofá o llegas a casa después de un ajetreado día de trabajo y de golpe ¡un hambre inmensa aparece de repente! ¿De dónde ha salido esto, si hace 5 minutos estaba bien? Este es un claro indicativo de que no tienes hambre física. El hambre física, al contrario que la emocional aparece progresivamente y va aumentando poco a poco. El caso contrario no es más que aburrimiento, estrés o búsqueda de recompensa, entre otras de las muchas cosas que te pueden causar esta sensación.

¿Puedes comer cualquier cosa?

Tienes hambre, o eso crees, de hecho estás muerto de hambre, y tienes una estupenda manzana delante de ti pero en lugar de lanzarte a por ella, cómo debería ser normal en tu estado, sabes que sólo dejarás de tener hambre si te comes ese trozo de chocolate, o ese donut, o ese queso…¡Ahí lo tienes! Otro signo inequívoco de que tu estómago está más que servido. El hambre física se puede cubrir con cualquier alimento pero, si tú sólo puedes pensar en ESE en concreto que se te ha metido en la cabeza, no tienes hambre real, en este caso es emocional.

¿Puede esperar o tiene que ser justo ahora?

Cuando el hambre es emocional, la espera para comerte esa delicia se hace casi insoportable, las ganas de zamparte eso que tienes entre ceja y ceja no paran de subir, cada vez piensas más en ello, y ¡qué leches!, ahora en lugar de 1 galleta mejor me voy a comer 6. Por el contrario, a no ser que lleves muchas horas sin comer, el hambre física puede esperar. No nos viene de 5 minutos, y llegado el momento lo haremos con tranquilidad.

¿Sigues comiendo aunque estés lleno?

No nos engañemos, la comida es el ansiolítico más usado en nuestra sociedad. Nos da placer, nos da alegría, nos quita el estrés y eso nos hace comer mucho más de lo necesario y con mayor velocidad. Si cuando empiezas a comer sigues comiendo aunque estés lleno. Este es un signo inequívoco de que tu hambre seguramente no es real. Por  el contrario, si paramos al estar saciados, seguramente estábamos respondiendo a una sensación de hambre física.

¿Te sientes culpable al terminar?

Si tu respuesta es sí, lo habitual (salvo algunas excepciones de patologías concretas o de una mala relación con la comida) es que no estés cubriendo un hambre física, sino que hayas comido por hambre emocional. Al responder a las demandas reales de tu cuerpo, lo habitual es sentirse satisfecho, la culpabilidad por el contrario suele indicar que has comido sin hambre, no lo más adecuado y en mayor cantidad de lo necesario.

Buscar la solución a este hambre emocional es posible, ya sea por tu cuenta o con la ayuda de un dietista-nutricionista o de un psicólogo o coach, pero detectarlo es sin duda el primer paso. Si empiezas a ser consciente de cuando esa sensación de hambre es real o no será cuando puedas empezar a buscar la solución.

Fuente Original El blog de nutrición

Así es la nueva Pirámide de la Alimentación Saludable

Seguro que todos conocéis o habéis visto alguna vez la Pirámide de la Alimentación Saludable. Ya sea en un colegio, en un centro médico o impresa detrás de una bolsa de patatas fritas, esta imagen nos ha acompañado durante gran parte de nuestra vida. Lo cierto es que esta pirámide va variando cada cierto tiempo, después de que un grupo de expertos de la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC) la haya analizado y proponga algunos cambios. Sin ir más lejos, hace unas semanas, la SENC nos presentó la explicación de una nueva propuesta de su conocida pirámide que ya podíamos ver desde 2015. Hoy vamos a hablar de sus cambios respecto a las anteriores y de mi opinión al respecto cómo dietista-nutricionista que cada día atiende a personas en su consulta.

Base de la Pirámide de la Alimentación

En la base de la pirámide, la SENC, ha ido añadiendo aspectos que no siempre tienen que ver con aspectos nutricionales o con alimentos pero si que tienen que ver con nuestra salud.

Actividad física

Se mantiene el consejo de realizar actividad física todos los días. El consejo personalizado de este tema se lo dejo a nuestros compañeros Licenciados en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte.

Equilibrio emocional

Igual que critico muchas cosas de la pirámide de la alimentación, creo que es un acierto empezar a incluir aspectos cómo el equilibrio emocional en estas guías. Hemos de dejar de ver la salud cómo algo aislado. La salud no es sólo comer bien o hacer ejercicio físico. Ya lo dice la OMS, la Salud es bienestar físico, mental y social. No podemos olvidar que el estrés crónico es uno de los graves problemas de salud de nuestra sociedad. Para buscar solución: haz ejercicio para despejar la mente, trabaja métodos de relajación o trabaja con un psicólogo en función de tu caso.

Balance energético

Queda muy bonito poner eso de que consigues adelgazar si gastas más de  lo que consumes, o que si lo haces al contrario vas a engordar… Pero nuestro cuerpo va mucho más allá. Calcular exactamente lo que gasta o las calorías que consume es realmente complicado (os lo puedo demostrar en otro post) y este argumento ha sido utilizado ampliamente por la industria para culpabilizarnos diciendo que el problema no es que consumamos bollos o refrescos azucarados, sino que no nos movemos. Lo siento, pero no.

Las calorías no son lo único que importa y por mucho que consumas exactamente la calorías que necesitas, si lo haces a base de productos basura te faltarán muchos otros nutrientes (vitaminas, minerales, antioxidantes…) a los que no prestamos tanta atención. Por eso cambiaría Balance Energético por Calidad Nutricional de los Alimentos Consumidos. Recuerda, 100 kcal no son iguales si vienen de fruta que de bollos.

Técnicas culinarias saludables

Evidentemente es diferente cocinar los alimentos al vapor que fritos. Esta bien que se haya añadido esta puntualización, aunque considero que no es el problema principal ni algo que remarcar tanto cómo la Calidad Nutricional de los Alimentos Consumidos.

Hidratación

También se mantiene en la base la recomendación de tomar principalmente agua. De todas formas, aunque ponen un consumo cerrado de 4-6 vasos al día, tienes que saber que las necesidades de líquido varían ampliamente entre personas e incluso en función del día, ejercicio o ambiente y que las frutas y verduras también nos aportan parte de este líquido que tanto necesitamos.

Consumo diario en la Pirámide de la Alimentación

En la base y la parte central de la pirámide los expertos de la SENC nos incluyen aquellos alimentos que nos recomiendan a diario. Algunos de ellos son:

Alimentos ricos en carbohidratos o feculentos

La parte positiva es que los cereales, pan, pasta…cada vez tienen un color más marrón que indica que nos quieren recomendar productos integrales y que por fin se indica que su consumo dependerá de la actividad física. Pero en este escalón veo dos problemas principales:

1) Si la gran mayoría de gente consume productos con harinas refinadas ¿por qué no indicar claramente que se recomiendan los productos integrales y no el resto?

2) ¿Qué narices hacen los cereales, el pan, las pasta, las patatas…por debajo de las verduras, frutas y hortalizas? Las verduras, hortalizas y frutas han demostrado tener una clara relación con la disminución de enfermedades y el mantenimiento de la salud, algo que no pueden decir de igual manera el resto de grupos. Además, la mayoría de la población se mueve poco o muy poco. Entonces ¿por qué no le damos la importancia que se merece a este grupo de alimentos?

Verduras, hortalizas y frutas

Como ya he dicho en el punto anterior, este grupo de alimentos deberían mantenerse en la base de la Pirámide de la Alimentación Saludable, porqué podemos tener una alimentación vegana saludable sin carne, pescado ni huevos y podemos tener una alimentación saludable paleo sin cereales integrales, pero ninguna alimentación saludable será posible sin frutas, verduras y hortalizas.

Alimentos proteícos

Nos incluyen carne blanca, pescado, huevos, legumbres, frutos secos y lácteos. Aunque me parece que está mejor que en la antigua, creo que faltan alimentos proteícos cómo el tofu o tempeh, o bebidas cómo la bebida de soja. Tampoco estaría mal recordar que los lácteos no son necesarios para una alimentación saludable y que existen otras fuentes de calcio más allá de los lácteos.

Consumo moderado o ocasional en la Pirámide de la Alimentación

Carnes rojas, carnes procesadas y embutidos

Aunque habría que disminuir nuestro consumo de carne roja, no me parecen comparables un bistec con un frankfurt o un embutido. Estos últimos, ni siquiera deberían aparecer en una Pirámide que dice ser la de la Alimentación Saludable.

Alcohol

Por mucho que nos hayan querido vender eso de que una copita de vino al día es buena para salud de tu corazón. Lo siento, el consumo de bebidas alcohólicas recomendadas por salud es cero. Si lo quieres hacer por gusto, estupendo, pero no lo hagas pensando que es bueno para tu salud. Por ello, la Pirámide de la Alimentación Saludable no deberían proponer el alcohol, ni de forma moderada, cómo un producto saludable.

Productos procesados

Al igual que en el caso del alcohol, la industria lleva años aprovechando el truco de la moderación. Tienes que comer de todo, pero con moderación, nos han dicho. ¿Cuál ha sido el resultado? Unas tasas de sobrepeso, obesidad y enfermedades asociadas cada vez mayores. Sí, hay que comer de todo lo que sea comida y los productos que ves en la punta de la pirámide no son comida. Son productos comestibles. Pensarás que soy una exagerada pero “lo normal” y “lo moderado” son términos muy relativos. ¿No me crees? Sólo tendrías que estar un día conmigo en la consulta o simplemente mirar estudios cómo éste de la Revista Nature que nos dice que el 60% de las calorías que consumimos los españoles viene de productos procesados. Muy moderado ¿no?

Pero ¿existen alternativas mejores?

La Pirámide de la Alimentación Saludable se creó como herramienta de educación nutricional, pero con los años hemos visto que no ha realizado su función. Por ello, otros países han hecho propuestas de mejora dando un paso hacia adelante en las recomendaciones alimentarias. Los principales problemas a solucionar son:

  1. Dejar de incluir alimentos no saludables en una herramienta que habla de la Alimentación Saludable.
  2. Qué la población entienda lo que queremos transmitir rápido y visualmente.

Para demostrar que sí es posible, los australianos han creado una pirámide eliminando todo tipo de productos insanos. Por su parte, los americanos, en especial la versión de Harvard, crearon el Plato de la Alimentación Saludable para hacer todavía más entendible el mensaje que nos quieren transmitir. En ambos casos, las verduras, hortalizas y frutas son la base de la alimentación y, en ninguno de los dos casos incluyen alimentos procesados.

Si vamos a educar, dejémonos de tonterías y medias tintas. Si vamos a educar, hagámoslo bien.

Fuente Original El blog de nutrición

Aceite de palma, todo lo que debes saber


En el último mes o dos meses hemos empezado a recibir información sobre el aceite de palma y una alarma constante de sus perjuicios para nuestra salud. Está claro que hemos de evitar su consumo pero ¿sabes por qué? O mejor, ¿sabes qué es lo siguiente que van a hacer los productores de alimentos y en lo que no tienes que caer? Sigue leyendo y aclara finalmente tus dudas sobre este alimento.

¿Qué es el aceite de palma?

El aceite de palma es un aceite que proviene de la fruta del árbol Elaeis guineensis, nativo del oeste y suroeste de África, dónde ya se utilizaba en la antigüedad para fabricar este alimento. Sí, hace miles de años ya se consumía aceite de palma en la alimentación de la zona, eso sí, sin refinar, cuando el aceite de palma tiene, de forma natural, un color rojizo-anaranjado.

¿Por qué lo utiliza la industria?

La industria utiliza este tipo de aceite tanto para usos alimentarios cómo para productos farmacéuticos o cosméticos. Su éxito radica principalmente en dos motivos:

  • Sus usos tecnológicos: ya que da una interesante a los productos, se conserva fácilmente y tiene un punto de fusión de 35ºC aproximadamente, lo que hace que resulte untuosa y apetecible.
  • Su precio. Por mucho que fuera sabroso (un buen aceite también lo es) la industria no lo elegiría si su precio no fuera tan económico comparado con otros.

¿Antes no existía el aceite de palma?

El aceite de palma se encuentra presente en multitud de alimentos procesados: bollería, pizzas, galletas, masas, tostadas, potitos de bebé, precocinados…y antes también estaba presente en ellos pero bajo el nombre de aceite vegetal. Esta práctica no se permite desde que en 2011 se aprobó el Reglamento 1169/2011 sobre la información alimentaria facilitada al consumidor, pero hasta entonces sólo veías el tipo de aceite que consumías si habían añadido aceite de oliva. Es decir, si les servía para promocionar y vender más.

En la actualidad, gracias a ese reglamento, puedes consultar el tipo de aceite que llevan los productos que consumes simplemente mirando la lista de ingredientes.

¿Por qué es malo para la salud?

El aceite de palma, por su composición en ácidos grasos saturados (en especial de ácido palmítico), podría estar relacionada con el aumento de enfermedades cardiovasculares y algunos tipos de cáncer. Con esto no quiero que extraigas el concepto de que todas las grasas son malas para la salud, que es un concepto que ya debería estar erradicado. En este caso nos referimos al palmítico en particular.

Por otro lado la EFSA, la autoridad Europea de Seguridad Alimentaria, emitió un informe en el que relacionaba el refinado del aceite de palma, y de otros aceites, con la creación de sustancias que favorecen potencialmente el desarrollo de diferentes tipos de cáncer.

El aceite de palma y el medio ambiente

Además de no ser la mejor opción para tu salud, el aceite de palma reporta otros problemas, no para tu organismo directamente sino para el medio ambiente en general.

Aunque, cómo comentaba antes, el árbol productor de palma es originario de África, los principales productores de aceite de palma son Indonesia y Malasia, países tropicales y húmedos, ideales para el cultivo de palmeras de aceite. Para hacerlo posible, se ha deforestado gran parte de los bosques tropicales de la zona para plantar esta nueva especie, en ocasiones utilizando malas prácticas cómo los incendios provocados.

Según este informe el 45% de la tierra del sudeste asiático utilizada para plantar aceite de palma era hace 30 años bosque. Esto afecta no sólo al calentamiento global, sino a la biodiversidad de la zona ya que las plantas y los animales autóctonos se están viendo eliminados o acorralados a pequeñas zonas. Por otro lado, se han denunciado prácticas abusivas contra los trabajadores en muchas de las plantaciones de este tipo de aceite.

Sumado a todo esto, cómo siempre que no consumimos productos locales, traer los productos desde tan lejos supone una huella de carbono enorme que paga nuestro planeta día tras día. Ya no sólo por tu salud, sino por todos estos motivos, ten en cuenta que contribuir a la utilización de aceite de palma en los alimentos, los cosméticos o incluso en la fabricación de biodiesel no es una buena opción.

No te dejes engañar: mira el conjunto

Antes de terminar el artículo quiero responderte a la pregunta que te he planteado al inicio ¿sabes lo qué es lo siguiente que van a hacer los productores de alimentos y en lo que no tienes que caer?

Cómo siempre que existe una alarma por un nutriente u alimento en concreto la industria correrá a retirarlo. Seguramente pronto podrás ver un croissant sin aceite de palma o unas galletas sin aceite de palma y aquí es dónde viene el engaño y dónde la mayoría de la gente cae de narices. Qué un alimento no contenga un producto insano en su composición, no lo convierte en sano. Es decir, que te vendan unas galletas sin aceite de palma o sin azúcar añadido no las hará menos procesadas y poco adecuadas. Por ello, empieza a mirar los alimentos en su conjunto y a comer comida real. Cuántas menos etiquetas entren en tu cocina, ¡mejor para tu salud!

Fuente Original El blog de nutrición