10 Consejos para volver al gimnasio después de un año

El nuevo año es sinónimo de buenos propósitos. Uno de los que más se repite en estas fechas es el de hacer ejercicio para perder los kilos de más acumulados en las copiosas comidas de Navidad.

La vuelta al gimnasio después de un año de inactividad no es fácil, pero es algo más sencillo de lo que a priori piensas.

En este artículo tienes a tu disposición las sugerencias más inspiradoras para la vuelta al gimnasio después de un año de sedentarismo.

Empieza a preparar la “operación bikini” y ponte en forma de nuevo. Nunca es tarde para volver a entrenar después de años de inactividad.

vuelta-al-gimnasio-despues-de-un-ano-estiramientos

1. Vuelta al gimnasio después de aun año, mejor poco a poco

Después de un largo periodo sin practicar ejercicio no hay que excederse. La mente no está preparada para ello y el cuerpo tampoco. Podrías saturarte y, en el peor de los casos, lesionarte. Asume que la misión no es fácil y que te va a llevar tiempo conseguirla. Empieza por unos 10 minutos al día. Al cabo de una o dos semanas, amplía este intervalo de tiempo si consigues respetarlo.

2. La regularidad es más importante que la intensidad

Si tú crees que debes ir una vez a la semana, no te sientas obligado a ir cuatro. Cuando practicas ejercicio, lo efectivo es mantener una misma frecuencia. No te propongas ir tres, cuatro o cinco veces al gimnasio si sabes que no vas a poder aguantar el ritmo. La vuelta al gimnasio después de un año es mejor si vas una vez a la semana durante seis meses, que seis veces el primer mes y cinco meses sin hacer ejercicio.

3. Trabaja cardio, resistencia y flexibilidad

Tu plan de ejercicios debe incluir rutinas de trabajo que te ayuden a mejorar la resistencia cardiovascular,  la flexibilidad de las articulaciones y la resistencia. Es vital para no lesionarse y muy aconsejable la vuelta al gimnasio después de un año, sobre todo si hemos sufrido alguna lesión. Si trabajas estos tres aspectos por igual, tu objetivo está más cerca.

vuelta-al-gimnasio-despues-de-un-ano-trabajar-cardio

4. El descanso es básico

Para una correcta recuperación, debes respetar los días de reposo. Tu cuerpo nunca descansa. Cuando no haces ejercicio, este sigue trabajando duro para reponer fuerzas. Si te propones la vuelta la gimnasio después de un año no puedes despreciar los periodos de receso, ya que puede provocarte lesiones graves que estropeen todo el trabajo que has hecho hasta la fecha.

5. Empieza con un correcto calentamiento y termina con un buen enfriamiento

Para evitar lesiones, debes avisar a tu cuerpo que vas a incrementar la actividad física con pequeños ejercicios. Cuando termines tu entrenamiento, tienes que bajar las pulsaciones de tu corazón a los niveles de descanso de manera progresiva. Esto evitará que los músculos te duelan en exceso al día siguiente de un gran esfuerzo físico.

6. Tu calentamiento tiene que incluir estiramientos

Sobre todo, es muy importante que los hagas cuando vuelvas a hacer ejercicio de manera rutinaria después de un largo periodo de inactividad. Al finalizar los ejercicios, enfría también tu cuerpo paulatinamente con unos suaves estiramientos. Es clave para no sufrir una lesión muscular.

7. Calidad antes que cantidad

Después de un largo periodo sin entrenar no tienes que obsesionarte con el número de ejercicios. Haz lo que tú creas que estás en condiciones de asumir, pero bien hecho. No por acabar una serie de 50 flexiones, estarás más cerca de tu objetivo. Asume que tu misión es a largo plazo y concéntrate en hacer bien todos los movimientos.

vuelta-al-gimnasio-despues-de-un-ano-ejercicios-de-pesas

8. Escucha tu cuerpo

Dice el refranero popular que “el cuerpo es sabio”. ¡Cuánta razón tiene esta afirmación! Cuando te notes fatigado o con dolor en alguna parte de tu cuerpo, descansa. Si fuerzas la máquina, puedes sufrir una lesión grave que obligue a apartarte de tu propósito. El logro más importante de la vuelta al gimnasio después de un año de inactividad es recuperar la armonía con el cuerpo.

9. Duerme hasta recuperar las fuerzas

No escatimes horas de sueño, ya que estas son muy buenas para recobrar el tono físico y anímico. Si no descansas correctamente tu rendimiento físico lo notará. Puede pasar que estés muy cansado porque tu cuerpo se esté adaptando a la nueva situación. Aumenta las horas de descanso en la cama y verás cómo te sientes mejor.

10. Encuentra un amigo con una rutina de ejercicios

A no ser que algo nos motive mucho, los seres humanos necesitamos alguien con quien compartir las batallas diarias para seguir en pie de guerra. Investiga entre tu grupo de amigos si hay alguien que ya esté yendo al gimnasio y coméntale tus avances. Te puede ayudar a motivarte. Si tus amigos no practican ejercicio regular, mira de hacerte amigo de alguien del gimnasio.

La vuelta al gimnasio después de un año de inactividad física puede hacerse muy dura. La rutina se adquiere después de repetir las mismas acciones durante meses o incluso años. Empieza el 2018 volviendo a realizar pequeños ejercicios y ya verás cómo acabas adquiriendo una rutina de entrenamiento.

La entrada 10 Consejos para volver al gimnasio después de un año se publicó primero en Blog de Gymcompany.

Fuente Original Blog de Gymcompany

7 Razones por las que no ves resultados en el gimnasio

resultados-del-gimnasio-entrenar-correr-en-la-montaña

Entrenas casi a diario, te cuidas lo suficiente con las comidas, pasas de los after-office y, aun así, no te sientes ni más fuerte, ni más delgada, ni más veloz. ¿Te suena familiar? Hoy te explicamos 7 razones por las que puedes no estar viendo los resultados del gimnasio que esperabas.

1. No estás siguiendo un plan de entrenamiento

Si lo que tienes en mente es lograr metas específicas, lo suyo sería que pienses cómo vas a alcanzarlas. No practicarás las mismas rutinas si quieres perder peso que si quieres desarrollar determinados músculos o prepararte para correr un maratón.

Planificar tu rutina te traerá puros beneficios, como perfeccionar tu técnica, evitar que te saltes estiramientos o repeticiones, descubrir nuevas prácticas, tener expectativas reales en cuanto a los resultados o, incluso, motivarte para ir al gimnasio.

Te sugerimos que diseñes tu plan de entrenamiento antes de comenzar la semana, así afrontas el lunes con inspiración. Y si buscas la ayuda de un profesional, todavía mejor. Cuéntale tus propósitos, tus dificultades y tus gustos para adecuar tu rutina y, de este modo, alcanzar tus metas.

2. Solo te ejercitas en el gimnasio

Está claro que ir al gimnasio o salir a correr dos veces por semana te ayudará a mantener un estado físico saludable. De todas formas, puede suceder que esto no sea suficiente, sobre todo si trabajas para deshacerte de algunos kilos.

El gran objetivo sería que lleves una vida activa tanto en el gimnasio como fuera de este. ¿Cómo? Es más fácil de lo que parece: Intenta agregar pequeñas secuencias de unos diez o quince minutos de ejercicio casual a tus tareas diarias.

Por ejemplo, aparca el coche a unos diez minutos andando de tu destino o baja del autobús una parada antes de la pensada, sube escaleras cuantas veces puedas, cambia de velocidad mientras caminas o agrega algunas sentadillas antes de quitarte los zapatos cuando llegas a casa. Seguro que ya se te están ocurriendo nuevas ideas. ¡Anímate!, y verás la gran diferencia que hacen unos pocos minutos de ejercicio casual al día.

3. No te exiges tanto como piensas

resultados-del-gimnasio-entrenar-fuera-del-gimnasio

 

Calcular el grado de exigencia de tu entrenamiento puede ser difícil tanto si eres novata y te preguntas cuánto tiempo tardarás en ver los resultados del gimnasio como si eres un experto que busca mejorar sus tiempos o aumentar la musculatura. Vamos, que cuesta ser objetivo a la hora de meterse caña.

Hoy, gracias a la tecnología, existen muchos dispositivos que te ayudarán a medir el ritmo cardíaco, a contar tus pasos o a calcular las calorías que quemas. También puedes descargarte numerosas aplicaciones que te guiarán para que logres ver los resultados de tu entrenamiento. No te cortes, ¡pruébalos! Lo mismo, si eres más analógico, puedes quedar con un entrenador personal para que siga tu progreso.

4. Practicas siempre la misma rutina

Tal vez comenzaste a ir al gimnasio hace poco y, por ejemplo, descubriste que te gustaba correr. Bien, probablemente notaste resultados dentro de los primeros meses pero, de pronto, te diste cuenta de que todo seguía igual: sin mejoras. No te asustes, esto es normal porque tu cuerpo se ha acostumbrado a esta nueva exigencia.

El cuerpo necesita nuevos estímulos y desafíos para volverse más eficiente y mejorar su condición. Para lograr esto, intenta alternar la velocidad o los programas de la cinta de correr, descubrir otras rutinas de levantamiento de pesas o probar algún deporte nuevo.

5. Te recompensas con comida

resultados-del-gimnasio-recomensas-comida-saludables

Quien no se haya recompensado alguna vez con su dulce favorito después de un entrenamiento, ¡que arroje la primera piedra! De todas formas… esto es claramente contraproducente.

Pero no todo son malas noticias, prueba alguna de estas deliciosas opciones que, además de satisfacer tu antojo, ayudarán a recuperarte:

  • Batido de proteínas con plátano y mantequilla de cacahuete
  • Humus con pan de pita
  • Yogur con frutos rojos

Existen dietas para deportistas muy completas, que incluyen gran variedad de alimentos y puedes introducir en tu día a día para maximizar los resultados del gimnasio.

6. No eres realista con tus expectativas

A pesar del cliché, recuerda que Roma no se construyó en un día. No sería muy real que esperes resultados del gimnasio si fallas en la constancia, frecuencia o intensidad de tus ejercicios.

Para evitar momentos de frustración que puedan alejarte de tu objetivo, establece unas metas a corto plazo y otras a largo plazo. Por ejemplo, es más probable que notes cambios en tu resistencia antes que en tu aspecto. Prueba controlar varios factores a la vez para calmar la ansiedad de ver los resultados del gimnasio cuanto antes.

 7. No descansas lo suficiente entre los entrenamientos

resultados-del-gimnasio-yoga

Por último, si bien no menos importante, te recordamos que el descanso es vital para una buena recuperación y un mejor rendimiento. La falta de descanso puede tener efectos sorprendentes en los resultados del gimnasio.

El cuerpo necesita reconstruir los músculos después de hacer ejercicio. Si no descansas, llevas el cuerpo a un estado de estrés. Esto podría ocasionar deterioro en tu rendimiento o incluso lesiones.

Cualquiera que se ejercite con regularidad debería descansar, por lo menos, 2 días a la semana. Si eres hiperactivo o te cuesta estar quieta, prueba con una clase de estiramientos o de yoga.

 

Esperamos que estas razones te ayuden a mejorar los resultados del gimnasio. Recuerda: metas cortas para alcanzar grandes objetivos. ¡Éxito!

La entrada 7 Razones por las que no ves resultados en el gimnasio se publicó primero en Blog de Gymcompany.

Fuente Original Blog de Gymcompany

Rutinas de Entrenamiento Triatlón para principiantes

entrenamiento-triatlon-mantenerse-hidratado

Si estás leyendo este artículo, seguramente es porque te has apuntado para participar en una prueba de triatlón. ¡Enhorabuena! No es una prueba fácil, pero, con la preparación adecuada es asumible. Tan sólo hay que seguir unas pautas de entrenamiento Triatlón para novatos y ya verás como el día de la prueba llegas con fuerza suficiente para pedalear, correr y bracear en el agua.

El triatlón es una disciplina que ya desde sus orígenes es una demostración de valor y fortaleza física. Dice la leyenda que nació en una apuesta en 1978 entre unos marines americanos en Hawai para averiguar qué atleta era más resistente: un ciclista, un corredor o un nadador.

Para poder terminar un triatlón, tienes que seguir un riguroso plan entrenamiento triatlón y así lograr adquirir la fuerza que necesitas. Y es que todo lo que vale la pena requiere un esfuerzo y una dedicación. Cuando traspases la meta verás recompensado todo lo que has pasado para preparar el triatlón.

Entrenamiento triatlón principiantes

entrenamiento-triatlon-etapa-de-natacion

Bloque 1 de entrenamiento triatlón

Antes de iniciar la primera semana de entrenamiento tendrás que calcular los minutos que puedes entrenar cada día. Una vez tengas claro el tiempo que puedes dedicar a tu entreno, tendrás que dividirlo en tres sesiones de natación, dos o tres sesiones en bicicleta y dos o tres sesiones corriendo.

En el caso que tengas pocos minutos para practicar, combina entrenamientos. Cuando te dirijas a la piscina, hazlo corriendo, apúntate a una clase de spinning después de correr un poco, etc.

El principal objetivo de las primeras tres semanas de entrenamiento es que disfrutes con el ejercicio y que hagas movimientos consistentes. De cada disciplina haz una sesión fácil (respira y expira por la nariz) y otras dos constantes (respira por la nariz y expira por la boca).

Bloque 2 de entrenamiento triatlón

entrenamiento-triatlon-etapa-de-natacion-intensiva

 

A partir de la semana 4 de entrenamiento se recomienda incrementar los minutos que dedicas al ejercicio físico un 10%. Esto quiere decir que si corres 10 minutos, debes aumentar un minuto el tiempo.

El tiempo resultante de ampliar la rutina de entrenamiento debes dividirlo en tres sesiones de natación, tres de carrera y tres de bicicleta. Como en el anterior bloque, si en tu caso el tiempo es escaso, puedes combinar entrenamientos y correr hacia la piscina o empalmar una clase de spining con una carrera.

Cuando entrenes en este bloque, céntrate en la técnica, la consistencia y la resistencia. Además, tanto en natación, como en la carrera y en la bicicleta, haz una sesión fácil (respira y expira por la nariz) y dos sesiones constantes (respira por la nariz y expira por la boca).

Bloque 3 de entrenamiento triatlón

entrenamiento-triatlon-etapa-ciclismo

 

Cuando entres en la semana siete de tu entrenamiento de triatlón, debes incrementar un 10% la cantidad de minutos que le dedicas a tu ejercicio. Si entrenas 10 minutos, entrena once minutos.

Una vez que hayas aumentado el número de minutos que dedicas al entrenamiento de triatlón, divide el tiempo total en tres sesiones de natación, tres de bicicleta y tres de carrera.

Este último bloque está expresamente dedicado a la técnica, la consistencia, la resistencia o el umbral de fortalecimiento o el grado en expansión de la quema de grasas. En este se recomienda hacer una sesión fácil (respira y expira por la nariz), una sesión constante (respira por la nariz y expira por la boca) y una sesión difícil (respira y expira por la boca).

Consejos para preparar un triatlón

entrenamiento-triatlon-correr-un-triatlon

 

Si eres novato en esto del triatlón te irá bien hacer caso a una serie de sugerencias, al margen de seguir estrictamente el plan de entrenamiento que te hemos sugerido anteriormente.

Para terminar un triatlón te tienes que repetir muchas veces al día que lo vas a conseguir. Una cosa que va muy bien es imaginarte atravesando la línea de meta.

Recuerda también que los grandes objetivos se consiguen a base de pequeños logros. No te obsesiones con acabar las tres pruebas entre los diez primeros. La primera vez que intentes el triatlón, confórmate con acabarlo y en no tener que abandonarlo.

El entrenamiento previo te puede ayudar a medir los resultados obtenidos y a darte tranquilidad y autoconfianza de cara a las pruebas.

No dejes de autoevaluar el plan de entrenamiento, consultando artículos especializados en blogs como el de Gymcompany o preguntando a expertos en tu gimnasio de confianza. De esta manera, tendrás una idea más real de los avances que estás dando.

entrenamiento-triatlon-bicicletas-especializadas

Aunque la palabra triatlón pueda tener connotaciones a algo muy grande e inalcanzable, lo cierto es que, con preparación y dedicación, es una disciplina deportiva que muchos pueden terminar.

El entrenamiento de triatlón para principiantes tan sólo exige una mentalidad muy fuerte para estar concentrado en el objetivo y ejercicio físico constante cada día.

La entrada Rutinas de Entrenamiento Triatlón para principiantes se publicó primero en Blog de Gymcompany.

Fuente Original Blog de Gymcompany

Entrenamiento en suspensión: rutinas y ejercicios TRX

entrenamiento-en-suspension-trx

El entrenamiento es suspensión va ganando seguidores y no es de extrañar dadas sus múltiples ventajas. Poder decidir la intensidad del entrenamiento y la posibilidad de realizarlo tanto en casa como en el gimnasio o incluso al aire libre en zonas dónde colocar el equipamiento de manera firme, hacen que el entrenamiento con TRX sea muy interesante para ponerte y mantenerte en forma.

Entrenamientos en suspensión, rutinas básicas

Entrenamiento en suspensión rutina de zancada

Esta rutina de ejercicios TRX es una de las más básicas y es perfecta para un trabajo efectivo en piernas y glúteos. Esta te ayudará ganar masa muscular y fuerza tanto en los glúteos como en los cuádriceps. Con una particularidad destacable del entrenamiento en suspensión: con este tipo de rutina trabajarás también los brazos, que actúan como elemento estabilizador del cuerpo.
Para realizar este ejercicio debes suspender la pierna atrasada del TRX mientras concentras toda la potencia en la pierna delantera, bajando el cuerpo y flexionando esta última. En todo momento la espalda debe mantenerse recta.
Es importante que repitas el ejercicio tantas veces con una pierna como con la otra, para un resultado los más simétrico posible. Puedes aumentar la dificultad y efectividad del mismo añadiendo un salto con la misma pierna delantera al término de cada descenso y antes de proceder a la elevación.

Remo en T con TRX

entrenamiento-en-suspension-mujer-trx

Se trata de una rutina muy exigente y efectiva que ejercita sobre todo la musculatura de la espalda. Para realizarlo correctamente debes partir de una posición de inicio con los brazos estirados y unidos al frente sujetos al TRX. Tirando de tu espalda debes alcanzar la posición final: cuerpo erguido y brazos en cruz. Debes esforzarte por mantener en todo momentos los brazos lo más estirados que te resulte posible.
Como ya sabes, una de las grandes ventajas del entrenamiento en suspensión es poder decidir sobre la intensidad del mismo. En esta rutina de remo en T, cuanto más te inclines hacia atrás, más intenso será el ejercicio. Repetir este ejercicio 20 veces en cada sesión es una buena forma de comenzar con el entrenamiento en suspensión y tu puesta en forma.

Encogimiento abdominal TRX o crunch de entrenamiento en suspensión

El entrenamiento en suspensión eleva la intensidad de un ejercicio ya de por si intenso. Si quieres trabajar muy especialmente la cintura y la zona abdominal, esta es una rutina que debes incluir en tus sesiones de ejercicios en suspensión.
Colócate boca abajo de espaldas al punto de anclaje del TRX con los pies en los estribos y las palmas de las manos apoyadas en el suelo a una altura que queden por detrás de los hombros. Debes tener los brazos estirados. Sin mover las manos, encoge las rodillas y acérlas al pecho todo lo que puedas mientras elevas las caderas. Trata de mantener la posición entre 2-3 segundos y estira de nuevo las piernas para volver a la posición de inicio. En toda la progresión del ejercicio debes mantener la espalda recta.
Para un ejercicio de mayor intensidad simplemente tienes que aumentar la separación del cuerpo respecto al punto de anclaje. Repetir este ejercicio 20 veces te ayudará a trabajar muy profundamente la musculatura de la cintura.

Press de pecho en suspensión

entrenamiento-en-suspension-trx-entrenamiento-en-pareja

Es el mismo movimiento de un press de pecho llevado al entrenamiento en suspensión. Esto hace que los músculos trabajados lo hagan de manera más profunda e intensa aunque aparentemente con menor dificultad. Con esta rutina trabajarás la musculatura pectoral y la del triceps.
¿Quieres aumentar la dificultad de los ejercicios habituales? Ten en cuenta que a mayor inclinación del tronco, mayor dificultad tendrá el ejercicio. Puedes hacerlo tantas veces como tengas por costumbre hacer press de pecho en suelo. Dentro de una rutina de entrenamiento en suspensión, 15 repeticiones es una buena cifra de inicio para este entrenamiento .

Sentadillas de entrenamiento en suspensión

entrenamiento-en-suspension-sentadillas-trx

Es un magnífico ejercicio con el que trabajar los músculos del tren inferior del cuerpo. En realidad la técnica se diferencia poco de las sentadillas sin suspensión, pero con esta podrás llegar hasta un ángulo imposible de otra manera. Además, estarás trabajando un mayor número de músculos.
Si te estás iniciando en el entrenamiento en suspensión lo ideal es empezar haciendo estas sentadillas con las dos piernas en una rutina de 12 repeticiones. Poco a poco puedes ir añadiendo dificultad a esta rutina en tus entrenamientos. Si incluyes un salto a la posición media del ejercicio, antes de volver al punto de partida, intensificarás este. Posteriormente puedes añadir 10 repeticiones de este ejercicio apoyándote en una sola pierna y otras tantas haciéndolo en la pierna contraria. E incluso añadir un salto en el punto medio de cada una de estas repeticiones.

Carrera resistida con TRX

entrenamiento-en-suspension-resultados-hombre

Es un tipo de rutina de entrenamiento en suspensión perfecta para runners. En realidad hay distintos tipos de rutinas de entrenamiento en suspensión específicas para runners, que ayudan a mejorar distintas técnicas de carrera. Pero en este caso no es esto en lo que consiste el ejercicio que no es más que una sencilla carrera in situ en el que el TRX ejerce de resistencia al avance.
5 minutos de esta rutina serán suficientes para ti si te estás iniciando en el entrenamiento en suspensión. Progresivamente puedes intensificar el ejercicio aumentando la velocidad de este y los minutos dedicados a él en cada sesión de entrenamiento.

Anímate a trabajar tu musculatura con entrenamiento en suspensión. Prueba los beneficios de este entrenamiento que cada vez gana más adeptos e incluye en cada sesión las rutinas más adecuadas para el grupo de músculos que deseas trabajar.

La entrada Entrenamiento en suspensión: rutinas y ejercicios TRX se publicó primero en Blog de Gymcompany.

Fuente Original Blog de Gymcompany

Técnicas de peso muerto: entrenar de manera efectiva

tecnica-levantamiento-peso-hombre-levantando-peso-gimnasio

La técnica peso muerto reúne algunos de los ejercicios más interesantes y efectivos para trabajar distintos grupos musculares .Por ello es uno de los más adecuados para ganar tonicidad y definición trabajando la fuerza. Pero también es uno de los tipos de ejercicio en los que cuidar la técnica es más necesario para evitar lesiones tanto durante el levantamiento de peso muerto como en la bajada. Conocer esta en sus distintas variaciones te ayudarán a hacerlo correctamente de diferentes formas para que no te aburras, logres los resultados que deseas y evites el peligro de lesiones.

Por qué la técnica peso muerto es interesante

  •  Es muy efectiva y ayuda a construir masa muscular. Esta, además de una cuestión, estética te ayudará a quemar más grasa incluso en reposo.
  •  La técnica peso muerto trabaja un gran número de grupos musculares. Entre ellos los del área inferior de la espalda e isquiotibiales, tonificando glúteos, gemelos y cuádriceps así como en el área superior de la espalda y los brazos además de los trapecios, los músculos erectores de la columna y la cadera.
  •  Realizando adecuadamente la técnica peso muerto estarás ayudando a la buena educación postural.
  •  Puedes hacerlo en el gimnasio o en casa de forma eficiente y económica.
  •  Es relativamente sencillo ir creciendo en el trabajo muscular con esta técnica y llevar un control óptimo de tus avances. Puedes hacerlo aumentando progresivamente tanto el peso elevado como el número de alzadas, ya sea en la técnica tradicional o en alguna de sus variaciones. E ir añadiendo las de mayor demanda y dificultad, como la técnica peso muerto a una pierna, a medida que vayas progresando en tu trabajo muscular.

Técnica peso muerto, cómo hacerla correctamente

tecnica-levantamiento-peso-mujer-levantando-mancuernas

Cuida la posición de partida

Es clave para iniciar el ejercicio de manera correcta y evitar el riesgo de lesiones. En la técnica peso muerto tradicional es vital situarte extremadamente cerca de la barra, colocando los pies por debajo de esta y haciendo que la barra de la misma este sobre el empeine. Los dedos de los pies deben apuntar ligeramente hacia fuera.

Vigila el movimiento de las pantorrillas

Para realizar la técnica correctamente agarra la barra y dirige las pantorrillas hacia ella al tiempo que flexionas ligeramente las rodillas.

Saca el pecho hacia fuera

Es vital para realizar la técnica de forma adecuada y trabajar los músculos que deseas sin lesiones. Empuja el pecho hacia delante para poder levantar la barra hacia arriba de forma vertical.

Variaciones en técnicas peso muerto

tecnica-levantamiento-peso-hombre-levantando-mancuerna

Técnica peso muerto sumo

Para llevar a cabo correctamente esta variación de la técnica peso muerto tradicional debes colocar los pies lo más separados posibles el uno del otro. Debes situar las manos por dentro de la barra, es decir, entre esta y tu cuerpo.
Por lo demás, lo ideal es que comiences a practicar esta variante con poco peso para ir aumentándolo progresivamente a medida que te familiarices con ella y estés preparado para trabajar con pesos mayores. Con esta técnica los músculos que más trabajan son abductores y cuádriceps.

Técnica peso muerto rumano

Esta variación te ayudará a fortalecer las piernas trabajando de manera especial los músculos isquiotibiales. Es la principal diferencia respecto a otro tipo de pesos muertos que trabajan especialmente el área inferior de la espalda.
Para realizar el peso muerto rumano correctamente es fundamental mantener la espalda recta y ejercer la fuerza con el torso de tal modo que sean las piernas las que realicen el trabajo y que este no sea llevado a cabo por las rodillas.

Peso muerto con barra hexagonal

Para muchas personas es una forma sencilla de aprender a hacer peso trabajando la espalda y manteniendo siempre la posición óptima durante todo el ejercicio. Cada vez es más común aunque todavía no es un tipo de barra que se encuentre en todos los gimnasios.
¿Dónde está el principal factor diferenciador de esta técnica? En que permite cambiar la mecánica del ejercicio para así levantar el peso de manera repartida. Puede ser interesante para ti si estás comenzando. Pero recuerda, siempre es recomendable que comiences con pesos pequeños y vayas aumentándolos en posteriores entrenamientos.

Técnica peso muerto de arranque

tecnica-levantamiento-peso-barra-olímpica

Es una variación del tradicional levantamiento olímpico. Con esta técnica los músculos que trabajan en mayor grado son los isquiotibiales. A menudo se utiliza esta para mejorar la técnica de arranque con la barra, más que como entrenamiento de largo plazo.

Peso muerto rack pulls

La técnica de peso muerto rack pulls también se conoce como peso muerto con déficit. Esta básicamente consiste en la realización del trabajo de peso muerto subido a una superficie estable.
Este es el punto clave para evitar lesiones: la estabilidad de dicha superficie. Puede hacerse en un cajón de gimnasia resistente pero lo ideal es disponer de un tablón o cajón fuerte fijo que permita mantener la posición. Así evitarás  tener problemas de estabilidad en ningún punto de la técnica. Esto es vital para minimizar el riesgo de lesiones.

Técnica peso muerto a una sola pierna

Básicamente esta técnica consiste en realizar el peso muerto tradicional pero con una sola pierna apoyada en el suelo. Para ello debes elevar el otro pie y coger la pesa o los pesos, con cada mano, del suelo.
¿Por qué es tan interesante esta técnica? Porque el trabajo se intensifica en los músculos de la pierna así como en glúteos y en la zona media que es la encargada de ayudar a mantener la estabilidad del cuerpo.
No es una técnica para principiantes y es fundamental ser estable y que el cuerpo no se incline para uno u otro lado o se balancee porque eso podría ocasionar algún tipo de lesión. Así que si te parece una técnica adecuada para trabajar tus músculos, deberás comenzar por mantener una buena estabilidad con una sola pierna sin levantar pesos.

Trabajar adecuadamente la técnica peso muerto en cualquiera de sus variantes te ayudará a trabajar distintos grupos musculares de tu cuerpo. Hacerlo así te proporcionará un resultado efectivo evitando el riesgo de lesiones y trabajando de manera amena en cada sesión de entrenamiento.

La entrada Técnicas de peso muerto: entrenar de manera efectiva se publicó primero en Blog de Gymcompany.

Fuente Original Blog de Gymcompany

Maniobra de Valsalva: la técnica con la que podrás evitar lesiones

maniobra-de-valsalva-entrenamiento-intensivo-de-fuerza

En los ejercicios con pesas, controlar y variar el ritmo de la respiración te puede ser útil para proteger la postura y mejorar los levantamientos. En este contexto, la maniobra de Valsalva es una técnica con la que evitarás lesiones y la puedes utilizar si tienes experiencia y vas a realizar algún ejercicio estructural, como los que comportan una carga sobre la columna vertebral, sentadillas, press militar de pie o evitar las lesiones de peso muerto y del remo inclinado.

La maniobra de Valsalva es una técnica con la que se intenta exhalar el aire con la glotis cerrada o con la boca y la nariz cerradas. También se conoce como técnica de Valsalva o método de Valsalva.

Cómo se hace la maniobra de Valsalva

La técnica de Valsalva se caracteriza por aguantar temporalmente la respiración cuando se está haciendo un ejercicio. Con la maniobra de Valsalva, la glotis se cierra y evita que el aire se escape de los pulmones. Al mismo tiempo, los músculos del abdomen y de la caja torácica se contraen. Al final, se trata de espirar con la garganta cerrada y evitar lesiones, especialmente de espalda.

Al realizarse, el diafragma y los músculos del torso se contraen, generando presión en el abdomen contra sus paredes interiores. Esta situación te ayudará a sostener mejor la columna vertebral, controlar los músculos inspiradores y reducir el dolor de espalda baja.

2 opciones para la técnica de Valsalva

maniobra-de-valsalva-mujer-levantando-peso-correctamente

  1. Inspirar en excéntrica. Debes aguantar la respiración en el momento de mayor dificultad. Después, has de espirar. Esta fórmula de la maniobra de Valsalva te será adecuada para ejercicios como las sentadillas, en las que el movimiento más difícil se encuentra en los grados de extensión de las piernas.
  2. Inspirar antes de la repetición. Antes de iniciar una respiración, inspira. Durante la realización del ejercicio, aguanta la respiración y luego espira. Esta técnica de Valsalva la puedes aplicar al peso muerto.

La técnica de respiración con la maniobra de Valsalva te ayudará a sentirte más fuerte y a evitar lesiones. Además, protege tu espalda e incluso beneficiará tu digestión. Valsalva es una técnica que podrá tener un efecto inmediato en cómo te entrenas y en las sensaciones al acabar.

Al empezar a entrenar, las preguntas habituales son: ¿Qué peso levantaré?, ¿qué ejercicios haré? o ¿qué máquinas usaré en el gimnasio? Más importante que eso es que… tengas una forma correcta de respirar cuando levantas pesas y domines la maniobra de Valsalva. Aunque suene obvio, aprende a respirar es una de las claves en tus ejercicios.

La técnica de Valsalva cambiará tu experiencia de entrenamiento gracias a la forma en que respiras. Asimismo, evitarás lesiones y notarás progresos. ¿Verdad que te interesa?

Una columna vertebral segura

maniobra-de-valsalva-levantar-peso-evitando-lesiones

La sentadilla es uno de los mejores ejercicios para desarrollar fuerza y músculo. Aunque siempre se asocia a una lesión de espalda. ¿Sabes por qué? No por el ejercicio en si. Sino por la forma de realizarlo y de respirar. Generalmente, te dicen que inhales durante el descenso y exhales cuando vuelves a subir. En el ejercicio, la maniobra de Valsalva te permite  empujar, tirar, ponerte en cuclillas o el peso muerto y evita una lesión en la espalda. Así, podrás usar más cantidad cada vez que levantes una pesa.

Respirando profundamente con la técnica Valsalva proteges tu columna, aseguran los expertos clínicos. Para hacer la sentadilla, cuando te levantas después de agacharte debes inhalar profundamente, sujetar el torso y sostener la respiración en el camino hacia abajo.

Antes del Valsalva… ¿Respiras bien?

Antes de probar la maniobra de Valsalva, hazte esta pregunta: ¿Respiro bien? Respirar, seguro que respiras. Pero, tal vez la forma de hacerlo limita la efectividad de tu técnica. En el momento de levantar una pesa, una mala postura puede hacer que tu diafragma no trabaje bien y no lleve aire a los pulmones. Es fácil de comprobar. Si tu barriga se mueve hacia fuera cuando respiras, el diafragma funciona correctamente y estás realizando bien el ejercicio.

3 ejercicios para respirar con el diafragma

maniobra-de-valsalva-mujer-levantando-peso

  • Ejercicio 1. Extensiones de diafragma. Acuéstate sobre la espalda y coloca un objeto pequeño encima del ombligo. Deja las manos a los lados y baja la mirada para que puedas ver el objeto en algún lugar del campo de visión
  • Ejercicio 2. El 90-90. Se trata de inhalar con la parte inferior del abdomen y llenarlo en todas las direcciones, presionando hacia arriba con la barriga. Si el abdomen se llena durante la  inhalación, los músculos se expanden cuando para generar la presión adecuada. Mantén  la posición hasta que sientas que la respiración toca todos los músculos.
  • Ejercicio 3. The Dead Bug. En este movimiento, tienes que ejecutar la presión abdominal que has aprendido y aplicarla para mover los brazos y las piernas.

Beneficios y  precauciones de la maniobra de Valsalva

Como te he comentado, la maniobra de Valsalva te aportará beneficios. Pero debes vigilar si tienes hipertensión, estás embarazada o acumulas problemas cardiovaculares o cardíacos. Durante el ejercicio , y debido al aumento de la frecuencia cardíaca, se produce hipotensión (elevación de la presión arterial). Entre los efectos positivos, se encuentra que incrementará el número de calorías que consumirás con un menor trabajo mecánico.

Para realizar la maniobra, necesitas una técnica rigurosa y la supervisión de un especialista. Si la haces mal, puedes ocasionarte roturas de vasos sanguíneos, desmayos, isquemias, fallos cardiacos o arritmias. Como en todos los ejercicios, si notas algún riesgo consúltalo con un médico.

En cualquier entrenamiento, guíate por la seguridad. Si tienes problemas de hipertensión o riesgo de padecerlos, evita la maniobra de Valsalva. Para mantener una buena salud cardiovascular, combina los ejercicios aeróbicos con trabajos de fuerza. ¿Quieres descubrir todos los modelos de peso libre disponibles en Gym Company?

La entrada Maniobra de Valsalva: la técnica con la que podrás evitar lesiones se publicó primero en Blog de Gymcompany.

Fuente Original Blog de Gymcompany